¿Estás pensando en instalar una caldera nueva? Te explicamos qué son las calderas murales de condensación y cuáles son sus ventajas y beneficios si deseas apostar por una calefacción de gas.

Como se muestra en el informe de Sistemas eficientes y renovables en edificación, creado por la Asociación de Fabricantes de Generadores y Emisores de Calor, FEFECA, más del 50% de energía consumida se destina a la calefacción y refrigeración, sobre todo de las viviendas. Una gran parte de esta energía se malgasta, ya que los aparatos utilizados son ineficientes.

Por ello, el Real Decreto de Instalaciones Térmicas, indica que en cualquier obra nueva debe instalarse una caldera mural de condensación. Esto es debido a que, estas, reducen las emisiones de óxido de nitrógeno y dióxido de carbono y, por lo tanto, son cuidadosas con el medio ambiente. Asimismo, este tipo de calderas suponen un gran ahorro en gas, hecho que la convierte en la favorita de todo aquel que quiere ahorrar.

Calderas murales de condensación: ¿Cuáles son sus ventajas?
Las calderas murales de condensación reducen las temperaturas de los gases de combustión debido a que son capaces de recuperar la mayor parte del calor latente. Por contra, en las calderas convencionales, esa parte del calor latente se elimina por los humos y, este hecho, implica una gran temperatura en los productos de combustión.

¿Cuál es el funcionamiento de las calderas de condensación?

Estas calderas funcionan a través de un proceso de condensación, es decir, se trata de un cambio de estado, exactamente de estado gaseoso a líquido. Este cambio de estado genera el conocido calor latente o energía.

Asimismo, estas calderas son capaces de, además de utilizar el poder calorífico proveniente de un combustible, también utilizan el propio calor generado.

¿Cuáles son las ventajas de las calderas de condensación?

A continuación, te explicamos cuáles son las ventajas más relevantes en relación a las calderas murales de condensación:

  • Eficiencia

Debido a su funcionamiento, son las calderas más eficientes que existen actualmente en el mercado, ya que consiguen un rendimiento muy cercano al 100%. Esto se debe a que estas calderas, como ya hemos comentado, son capaces de recuperar el calor latente y aprovecharlo.

 

  • Ahorro

Al conseguir un rendimiento muy elevado, se ahorra hasta un 30% en el consumo de energía en comparación con otros tipos de calderas que no utilizan el mismo sistema. El resultado: un ahorro extra en las facturas del gas.

Cabe destacar que, el adquirir una caldera de condensación, en comparación con una caldera tradicional, se amortiza en 3 años, gracias al ahorro en la factura de gas.

 

  • Menos contaminación

Al aprovechar su propio calor latente no emite tanta cantidad de gases contaminantes. Las emisiones de óxido de nitrógeno y dióxido de carbono se pueden reducir hasta un 70%. Por lo que la inversión en este tipo de calderas ayuda a reducir las emisiones de gases que provocan el conocido cambio climático o el efecto invernadero.

 

  • Regulación

Este tipo de calderas se adaptan a cualquier demanda, puesto que la potencia mínima es baja y funcionan sin paradas. Las calderas tradicionales, en cambio, necesitan que la temperatura del agua y de los humos sea más elevada que la temperatura de los gases que emite. Por ello, con las calderas de condensación se obtiene un gran ahorro.

 

  • Silenciosas

Este tipo de caldera funciona sin pararse, por lo que se evita el sonido de encendido y apagado y, además, el ventilador es modulante, se adapta a la cantidad de combustible que se quema.

Calderas murales de condensación: ¿Cuáles son sus ventajas?
Así que, si precisas cambiar la caldera, aquí te traemos las respuestas a todas tus preguntas. Ante cualquier duda o necesidad de asesoramiento técnico, confía en el equipo de Comfred.

Noticias recientes

Eficiencia energética en sistemas de climatización

Eficiencia energética en sistemas de climatización

Los equipos de calefacción y refrigeración pueden llegar a consumir hasta el 40% de toda la energía que se proporciona en un edificio. Por ese motivo, se trabaja constantemente para lograr que la eficiencia energética de los sistemas de climatización sea lo más alta...

¿Cuándo es necesario un depósito de inercia?

¿Cuándo es necesario un depósito de inercia?

Los depósitos de inercia se utilizan para reducir o incluso evitar las interrupciones, arranques y paradas, de una instalación protegiendo, así, la caldera. De esta forma, aumenta la vida útil de la caldera y el consumo de energía es menor. Su función es acumular...

Bombas de calor reversibles para climatizar la vivienda

Bombas de calor reversibles para climatizar la vivienda

La bomba de calor es un equipo que utiliza energía renovable, que puede encontrarse tanto en el aire, como en el agua o suelo, con el objetivo de transformarla en energía que se utilizará para la calefacción, agua caliente y refrigeración en verano. Por ello, las...